lunes, 30 de junio de 2008

¿Puedo orar por quién no conozco?

Una de las experiencias mas increibles que aprendí cuando tuve cáncer fue la solidaridad, y me refiero con solidaridad no solamente aquel te da palabras de aliento, que está contigo en el hospital, que te da algún regalito, compañía, entre otras formas de acompañamiento, hablo de aquellos que aunque esten a veces a miles de kilometros de distancia de nosotros se solidarizan con el dolor y elevan sus plegarias al Señor ofreciendo lo mejor de su energia y deseos para quellos que lo necesitan en ese momento. Una de las maravillas de Internet es el unir a un grupo de personas, en este caso para hacer le bien, y dirigir sus esfuerzos hacia un objetivo en común, en este caso la oración por enfermos en diferentes lugares del planeta.

Yo agradezco profundamente a aquellas personas hayan sido cercanas, otras muchas que no me conocían, algunos de manera anónima, pero todos los que dedicaron una oración para que yo me curara y que se solidarizaron con el sufrimiento de mi familia que aún sin saber cómo era yo, sólo conociendo mi nombre y mi caso le pidieron a Dios por mí. Gracias por su energía porque sé que cientos de personas dedicaron un pensamiento bueno para mí, y eso es invaluable.

Pensamos que nosotros podemos hacer tan poco por algún enfermo que sufre, y no nos damos cuenta que una oración es mucho. El poder de la intensión es enorme!

Sí se puede orar por alguien que no conoces, sí alienta, sí ayuda. Gracias!

2 comentarios:

susana dijo...

Un gran testimonio el tuyo.Muchas nos unimos a él, en especial mi grupo de oración Carismática Emaús.
"Pidan y recibirán" nos dice Jesús y la mejor manera es conectadonos al celular del Señor y orar por los enfermos,por los que no creen, por los ciegos espirituales y dar gracias por todo lo que hace en nuestras vidas.Y ahí muchos van a poder contestar a tu pregunta: Puedo orar por quién no conazco?
Gracias Mariana
Susana

Mariana Loza dijo...

Gracias Susana a ti y a todos los que dedican una oración a aquellos que no conocen y lo necesitamos tanto. Un fuerte abrazo para tí y tu grupo de oración, por favor haz extensivo el agradecimiento y sigan con la hermosa labor.

Mariana